Un poder notarial en general ofrece o faculta a una persona u organización actuar a nombre de otras personas, es una carta poder con mucho más poder. Estos poderes son muy amplios, puedes ser transacciones financieras, compra y venta de algún inmueble, entrega de documentos.

El poder notarial general es una herramienta efectiva para manejar ciertos asuntos, o cuando se es física o mentalmente incapaz de manejar asuntos legales. Hay que tener mucho cuidado con este tipo de poderes, ya que de ser usados incorrectamente pueden ser perjudiciales para las personas que otorga este poder, por es importante que cuentes con toda la asesoría antes de firmar este tipo de poderes.

Una manera de comenzar el proceso de establecer un poder notarial es teniendo los servicios de un abogado especializado. Y lo más importante es que este tipo de procedimientos se firmen ante notario para que cuente con todas las normas jurídicas.

Hay diferentes tipos de poderes legales, algunos de ellos son:

Poder notarial especial

Puede especificar exactamente qué poderes puede ejercer una persona firmando un poder especial.

Poder de atención médica

Un poder notarial médico otorga la autoridad para tomar decisiones médicas por una persona inconsciente, mentalmente incompetente o incapaz de tomar decisiones por su cuenta.

Poder notarial de larga duración

Este poder tiene una disposición de durabilidad amplia para mantener vigente el poder notarial actual.

La confianza es un factor clave al elegir un agente para tu poder notarial. Tu notario debe cuidar tus intereses, respetar tus deseos y no abusar de los poderes que se le otorgan.

Recuerda que la claridad escrita ayuda a evitar discusiones y confusión, cuando tienes algún trato legal es mejor que se encuentre por escrito. Por eso es que los poderes notariales son importantes, no importa cuánta confianza le tengas a una persona, siempre hay que ponerlo por escrito, para que la ley te respalde.

Existen muchas variaciones de los formularios de poder notarial. Algunos son de corta duración, otros duran mucho más tiempo. Decide qué poderes deseas otorgar y prepara un poder específico cada necesidad. La mejor opción siempre te la dará un experto en el tema, como los que se encuentran en nuestra Notaria Pública 17.